La sociedad civil debe presionar a sus países para aprobar el Tratado Vinculante

Necesitamos más que nunca el apoyo de la sociedad civil para presionar a los países para aprobar el Tratado Vinculante ya que no tenemos garantías de conseguir el mismo apoyo de antes”, comentó Guillaume Long, Jefe de la Misión de Ecuador en la ONU, durante el Encuentro Regional de la Campaña Global para Desmantelar el Poder Corporativo y ponerle fin a la Impunidad, en São Paulo, 22 y 23 de Agosto, 2017.

Ante una nutrida participación de representantes de organizaciones sociales, iglesias, ONGs., entre otros activistas ambientalistas, Long, indicó que desde el principio de este proceso de creación del Tratado Vinculante, “hubo resistencia de muchos países, hasta queriendo impedir cualquier tipo de discusión sobre el asunto. Fue un momento de gran cobardía”, reseñó. Sin embargo aseguró que “el Tratado Vinculante es para Ecuador en la ONU la prioridad número uno”.

El Jefe de la Misión de Ecuador en la ONU, también señaló que la lucha contra los tratados bilaterales de inversión en las cortes internacionales, las transnacionales siempre ganan contra los estados. “Los jueces de estas cortes a menudo tienen una carrera de ex-abogados de las empresas y las sentencias imponen multas de miles de millones de dólares contra los estados. Se suele decir que “las corporaciones prestan paraguas cuando hacen sol y lo quitan cuando llueve”, denuncio Long.

“La historia demuestra que los tratados bilaterales no calientan la economía de un país, sino que benefician exclusivamente a las empresas. Además, los tratados bilaterales con grandes países son asimétricos”, afirmó Long.

El gran debate ideológico del siglo XXI es y será sobre el dominio del capital, dijo Long. “No se trata de debatir sólo una agenda económica, lo más grave es la negación de todo lo que sea público, del valor de los bienes comunes”.

Refiriéndose a la ONU, manifestó que se ha debilitado en su multilateralismo, sólo representa a los estados, mientras que el Capital se organiza paralelamente, a través de instrumentos más fuertes y autónomos, como la OMC, los mega-Tratados de Libre Comercio y los tratados bilaterales. “Con la propuesta del Tratado Vinculante estamos trazando un debate sobre el futuro del Derecho Internacional. Estamos buscando nuevas normativas jurídicas”.

En esta investidura contra los derechos humanos, necesitamos “defender Ginebra frente a Nueva York”. Existe el intento de agregar el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Ginebra) al Consejo de Seguridad de la ONU (NY). Es el peligro de interpretar los derechos en el campo de la amenaza a la seguridad, lo que implica la militarización y la guerra”, alertó Long.

El grupo de trabajo para el Tratado Vinculante, que preside Ecuador, tiene una composición abierta y su mandato perdura hasta que se elabore el instrumento internacional jurídicamente vinculante. En estos dos años se han realizado más de 250 reuniones con países, academias, expertos, para recoger ideas y propuestas que componen el tratado. Varios de los presentes en este Encuentro Regional de la Campaña Global para Desmantelar el Poder Corporativo y ponerle fin a la Impunidad, insistieron en la importancia de un Tribunal Internacional para el juicio de las violaciones provocadas por las empresas, una forma de lucha contra la impunidad que como instrumento de prevención. También plantearon la existencia de un comité mixto, con la participación de la sociedad civil y de los afectados para que una vez el Tratado sea creado puedan acompañar su ejecución.

La Campaña Global forma parte de un espacio de la sociedad civil llamado “Alianza para el Tratado”, con muchas otras organizaciones, también del campo de los Derechos Humanos.

El Encuentro Regional es parte de la estrategia de los movimientos, redes y organizaciones sociales de la Campaña Global rumbo a la semana de movilización por un Tratado Vinculante sobre transnacionales y otras empresas respecto a los derechos humanos, que se realizará en Ginebra, Suiza, del 23 al 27 de octubre próximos, en paralelo a la 3era Sesión del Grupo de Trabajo Intergubernamental, la red Justiça nos Trilhos enviará a ese encuentro en Ginebra un representante de las comunidades afectadas por la minería en el estado de Maranhão.

Con información de Dário Bossi, misionero comboniano y miembro del Directorio de la Red Iglesias y Minería 

2017-09-04T13:17:42+00:00